Eventos

EuroMilitaire 30 Aniversario – Folkestone 2015

Este año en Alabarda decidimos que queríamos celebrar in situ el aniversario de este concurso con tanta solera y renombre en nuestro mundillo, así que con bastante tiempo se planteó en la asociación y fuimos preparando el viaje tranquilamente.

Aunque se hicieron algunos grupos a la hora de salir de Madrid, principalmente por disponibilidad de horarios, una vez allí disfrutamos una vez más de la vida asociativa que tan buenos resultados nos ha dado siempre en Alabarda, compartiendo paseos, cervezas, comidas y concurso. Y sí, también muchas risas, como no. Lo que resultó en un ambiente de gran camaradería y un sentimiento general de encontrarnos muy a gusto a pesar de estar tan lejos de casa. A esto ayudó sin ninguna duda, la cantidad de españoles que decidimos desplazarnos este año, coincidiendo con el 30 cumpleaños del evento.

Al principio, varias cosas te llaman la atención de forma muy positiva: la corta distancia desde el hotel al edificio donde se realiza el concurso o  las vistas al mar desde el paseo e incluso desde el hotel (en días despejados, como los que tuvimos, se puede ver Calais en Francia, justo enfrente).

Concurso

En cuanto al edificio donde se realiza el concurso, la parte que se puede ver desde la calle es una especie de cúpula que alberga dentro una cafetería de tamaño mediano y en el centro una escalera hacia abajo …………

Una escalera que el caso de nuestro hobby te conduce a algo bastante cercano al paraíso: una planta no muy grande con algunos puestos y dos plantas más bastante grandes: en la primera según descendemos podemos encontrar una gran oferta de fabricantes que vienen a ofrecer sus productos y en algunos casos a enseñarnos sus próximas novedades a las que puedes apuntarte como pre-orden para que te las envíen una vez sean producidas las copias. Un aspecto algo negativo en esta planta era que al haber tantas tiendas, los pasillos se hacían estrechos en determinados momentos dada la afluencia de gente, pero todo soportable.

En la planta de abajo está el concurso en sí, donde al menos este año, hemos podido ver cosas del más alto nivel en cualquiera de las categorías existentes, desde figuras solas a viñetas, pasando por dioramas, carros o aviones. Tanta cantidad de calidad creo que no se había visto antes en ningún concurso.  Al menos yo.

La entrega de premios creo que estuvo mal organizada porque alguna categoría ni nos dio tiempo a llegar a varios de nosotros, a pesar de respetar el horario anunciado por la organización, además de que esta parte del concurso se hace en un palco que da a la zona de tiendas y no existe mucho espacio para el público que quiere acudir a verlo.

 A destacar de forma negativa el precio de entrada (14 £ por dos días), o el precio de inscripción de cada obra (2 £ por cada una).

Hotel

En cuanto al hotel donde nos alojamos, Carlton, nos encontramos a gente de varias nacionalidades, pero sobre todos españoles, con lo cual en las reuniones nocturnas en el pub o en el exterior, el idioma mayoritario era el español.

La verdad es que el hotel es una auténtica calamidad que en España no pasaría de ser una vulgar pensión, pero mayoritariamente la cama era cómoda y tenías una ducha que en casi todos los casos funcionaba perfectamente. Moqueta por todos los lados y la inclinación general del suelo de todas las habitaciones, así como algo de suciedad o dejadez, le confieren un aire de antiguo o rancio que hace que la opinión general sea bastante pobre, pero no nos engañemos: está al lado del concurso y sólo lo usábamos para dormir y desayunar, así que la inmensa mayoría nos encontrábamos a gusto.

Folkestone

El pueblo en sí se compone de casitas con la típica construcción inglesa, con el añadido del puerto, lo que le confiere un valor extra.

Podemos encontrar alguna que otra tienda de segunda mano, una tienda de militaria y alguna de bicis, algún supermercado y por supuesto pubs encantadores donde se hace necesario entrar a sentarse y descansar con un té o una pinta en la mano, y donde se hace agradable una velada con amigos con el tema principal evidentemente de nuestro hobby. En estos pubs tendremos a nuestra disposición bastante variedad de comidas para elegir y suelen ser bastante pintorescos ya sea interna o externamente.

En el pueblo además existe un cementerio bastante antiguo al que se accede libremente ya que se encuentra en una plaza antes de una de las varias iglesias que hay en Folkestone.

 

Alabarda

La verdad es que no se puede compartir con mejor grupo de personas un viaje de estas características, comenzando desde la salida en Barajas el viernes hasta la vuelta el lunes al mismo sitio, pasando por las personas que se fueron uniendo al grupo en otros horarios.

Como viene siendo habitual en Alabarda, una vez más el buen ambiente fue el reinante compartiendo cervezas, risas, chascarrillos y demás, que hicieron que todos y cada uno de nosotros nos encontráramos muy a gusto.

Además tuvimos la suerte del buen tiempo reinante, con un calorcito muy agradable la mayoría del tiempo que estuvimos por allí.

Luis Garcia

Tags
Show More

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *