Alejandro LabourdetteExposición Ferrer-DalmauPintura

Villar de los Navarros: Hacia el final (V)

EL GRUPO DEL CURA Y EL ABANDERADO

El cura, en primera línea, con el crucifijo como única arma arengaba a las tropas y les suministraba coraje. No sólo luchaban contra el enemigo sino que además, estaba bien visto a los ojos del altísimo. En una sociedad muy religiosa, como la española del siglo XIX, que Dios este de tu parte hace más plausible la causa por la que se lucha y, si se muere en acción, las puertas del cielo están abiertas para los valientes.

El cura (nº11) es una figura importante donde las haya, ¡qué grande el modelado de monsieur Zapatini! ¡Con la Iglesia hemos topado Amigo Sancho! ¡Muy simpático! Un curita con mano de hierro.

Esta escena fue entregada en Burgos a César de la Peña, que ha conseguido una gran calidad a pesar de ser figuras tan pequeñas. Al césar lo que es del César, ¡vaya preciosidad!

Otras figuras de este grupo son: el carlista con el fusil en alto (nº10), el tambor (nº5), la figura agachada con espada al frente y pañuelo en la cabeza (nº7), el herido en la frente (nº6) y varios soldados cargando (nº 4, 12,..).

No se ve bien en el cuadro, hubo que buscar una figura para que porte la bandera (no se ve postura en el cuadro) pero la el abanderado es otra de las figuras principales para el diorama. Es una de las figuras destacadas, al menos su bandera.

Al no apreciarse el reverso de la bandera hemos tenido que recurrir a la bibliografía para encontrar, en detalle, el anverso y el reverso de la bandera.

La figura ha sido modelada por Antonio Zapatero y pintada por Ángel Aparicio.

MUERTOS Y HERIDOS

En el cuadro, en primer plano, podemos ver varios soldados del ejército isabelino muertos y heridos. En esta zona se refleja el horror y la miseria de la batalla con su saldo de vidas sesgadas por defender “un ideal”.

Estas figuras complementan perfectamente la obra, completando los huecos que podían quedar vacíos y dando realismo a la escena.

Los muertos nos dan idea de la derrota del ejército isabelino en esta batalla y en los heridos se aprecia la desesperación de la impotencia ante lo que se les viene encima. La figura nº 1 es un coracero que intenta librarse de su caballo (nº11) que, en su caída, herido de muerte, le ha atrapado la pierna.

La figura nº 3, aturdido por sus heridas mira aterrorizada el avance de la infantería, mientras que el nº 6 pretende escabullirse de la refriega aunque sea a gatas. Los coraceros y soldados de infantería identificados con los nº 2, 4, 5, 7, 8, 9 y los caballos 10 y 12 han caído y ya no podrán apreciar el final de la batalla.

También vemos a un muerto carlista, el nº 16, que no disfrutará de la victoria.

Las transformaciones de Antonio, como siempre, impresionantes.

 

 

SE VE EL FINAL marzo, abril 2012

Tenemos ya un buen montón de figuras entregadas y pintadas. Las piezas de los alabarderos que no puedan venir se recogerán cuando coincidamos.

Una vez vistas todas las que hay pintadas, se retocan aquellas que sea necesario.

Se empiezan a fijar las figuras en su ubicación definitiva sobre el terreno. Aún no se van a pegar en el mismo, pero sí dejamos “marcada” su colocación. También vemos si hacen falta más “extras” de fondo para los carlistas (seguro que si), por tanto habrá más trabajo de pintura para los que quieran disfrutar un poco más.

En esta fase estamos el mayor número de alabarderos posible para tener en cuenta una gran diversidad de opiniones.

Opiniones de alabarderos:

  • ¡Se me ha puesto la carne de gallina!
  • Este es un trabajo en equipo y en la medida de lo posible, hemos intentado que todos dependamos de todos para realizar el proyecto. El tiempo que hemos invertido cada uno, ha merecido la pena.
  • ¡Qué pasada! Enhorabuena a todos los que estáis dándole fuerte para que salga este diorama, seguro que va a ser muy comentado en la exposición.
  • ¡Qué preciosa composición!

  • ¡Que cosa más bonita, es una maravilla! ¡Animo con el final, que ya está a la vuelta de la esquina!
  • Qué currada y qué pena no disponer de más tiempo para haber colaborado un poco más… Mis lanceros están “puliendo el asta”, y en breve podrán incorporarse a los del fondo, que los veo “mu solitos”.
  • Ayer me quede flipando con el diorama, me gusto muchísimo y me tire un buen rato mirando todos los detalles. Felicidades a todos los que hemos participado.
  • Trabajos de este tipo, lo sabemos todos, pasan por diferentes estadios y alguno de ellos pelín complicados de superar; pero lo bueno que tienen es que una vez que se ve el resultado final, este siempre merece la pena y nos quedamos con los mejores momentos que hemos vivido alrededor de él.
  • Un nuevo proyecto de Alabarda que sacamos adelante.

 Continuará…..

Alejandro Labourdette

Tags
Show More

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *