Alejandro LabourdetteGaleríaHistoriaPintura

1917

La motivación

Desde que vi la película de Sam Mendes con mis compañeros alabarderos me rondaba por la cabeza la realización de una viñeta con soldados británicos de la marca The Fusilier que reposaban en la caja junto al montón de figuras que tengo por pintar.

De vez en cuando planteamos una velada de cine-cena alabardera. El cine, hay ocasiones que satisface y otras que nos deja un poco indiferentes. La cena, con su charla, risas, proyectos… siempre suele resultar muy agradable.

En anteriores ocasiones tuvimos oportunidad de compartir algunas buenas y menos buenas películas:

1898: los últimos de Filipinas” de Salvador Calvo, no recogió las mismas opiniones. Hubo compañeros a los que no gustó el planteamiento y otros que salieron relativamente satisfechos.

Dunkerke”, de Christoppher Nolan, película bélica con un planteamiento un tanto novedoso. En general gustó.

Midway”, de Roland Emmerich, resultó entretenida pero poco más.  Los contras: un planteamiento con personajes demasiado estereotipados. Los pros: buenas y cuidadas escenas de batallas aéreas.

1917”, de Sam Mendes, la película que nos ocupa en este artículo, nos satisfizo: una buena historia, atractiva, diferente y con detalles interesantes.   

– ooOoo –

La película

Blake y Schofield tienen que llevar un importante mensaje al otro lado de las trincheras. Una emboscada alemana puede llevar a cientos de compañeros a la muerte, incluido el hermano de uno de ellos. Tendrán que atravesar un terreno hasta hace poco en poder del ejército alemán pero que, según sus mandos, han abandonado recientemente.

Sam Mendes, en esta película, homenajea a su abuelo Alfred que fue mensajero durante la Gran Guerra. La historia que plantea es ficticia y no tiene nada que ver con el abuelo, aunque está enmarcada en una operación real, la Operación Alberich. Maniobra alemana en la que abandonaban algunas zonas previamente conquistadas para reforzar la Línea Hindenburg, nuevas posiciones más fáciles de defender.

– ooOoo –

La historia

Operación Alberich

Durante la batalla del Somme en 1916 (1 julio-18 noviembre) se formaron dos salientes en el frente entre San Quintín y Noyon y entre Arrás y San Quintín.

Estos dos salientes suponían un engorro para los alemanes pues debían desplegar muchos más efectivos para su adecuada defensa.

Durante el mes de agosto de 1916 el mando alemán pasó a manos de Hindenburg y Ludendorff, estos nuevos mandos eran conscientes de que Verdún y El Somme habían supuesto una merma importante en la capacidad ofensiva del ejército alemán. Decidieron que, en el año 1917, mantendrían una estrategia defensiva.

La operación Alberich se desarrolló en febrero-marzo de 1917 y consistía en una retirada planificada hacia la línea Hindenburg, una extensa trinchera armada que aguantaría inamovible hasta finales del año siguiente.

El general Erich Ludendorf dudo si llevarla a cabo, pero finalmente si se produjo.

En esta operación se acortaba el frente entre 25 y 28 millas, esto supone unas 40-45 kilómetros menos que defender.

Además, al tener un frente más corto permitía liberar un número importante de efectivos, más de una decena de divisiones pudieron pasar a la reserva.

Durante la retirada, Alemania practicó una política de tierra quemada, talaron los árboles, levantaron las líneas ferroviarias, contaminaron los pozos de agua, arrasaron pueblos y aldeas y colocaron minas y armas trampa para cuando llegaran los británicos.

La población masculina francesa fue trasladada para trabajar en otras zonas ocupadas de Francia; los niños, mujeres y ancianos se quedaron con raciones mínimas de comida.

La política de tierra quemada podría haber supuesto una mala propaganda para Alemania, pero esta retirada, posteriormente analizada, fue una de las operaciones defensivas más perspicaces de la guerra.

El ejército alemán consiguió efectuar una retirada ordenada y, a su vez, dificultó el avance aliado por unas destrozadas carreteras y campos arrasados.

Esta retirada supuso un importante revés a los planes de los aliados para la primavera del 17 aunque, ya en noviembre de 1916, los aviones de reconocimiento de largo alcance británicos habían observado la construcción de la Línea Hindenburg.

Como dato curioso cabe destacar que, en esta retirada, el ejército alemán perdió una superficie superior a la que habían tomado los aliados desde septiembre de 1914.

– ooOoo –

La viñeta

He querido representar a unos soldados británicos charlando en las ruinas de un edificio durante cualquier descanso de las actividades.

Al principio pensé que tanto kaki iba a ser tedioso, pero al variar tonos de colores con uniforme inglés, ocre verde, ocres y varios tonos de marrones y grises se ha hecho incluso divertido.

Son figuras con un número excesivo de piezas que había que estudiar bien para poder pintar y pegar en el orden correcto. En las fotos ya están pegados los cuerpos, pero, tal como venían en la caja traían cabeza, brazos (en alguna las manos separadas también), hasta la cintura, de la cintura a rodillas, pantorrillas y pies. En una de ellas los pies venían también separados y la del abrigo era monobloque (que suerte), brazos y cabeza. A esto hay que sumarle las múltiples piezas del equipo. El número de piezas de las figuras oscila entre 16, la que menos, y más de veinte partes la de mayor cantidad.

He de resaltar que a la figura sentada le faltaba el brazo izquierdo. Lo modelé como pude a partir de uno del cajón de piezas, menos mal que está hacia la puerta del edificio y se ve poco, con ese brazo a ese soldado le dan la baja segura.

El mayor problema ha sido el de pegar las piezas, había cosas que tuve que pintar por separado y posteriormente colocar en su lugar. Cuando encajaba piezas antes de pintar parece que todo quedaba en su lugar, pero una vez pintado los duendes del modelismo hacían que el encaje no fuera el adecuado y en más de una ocasión he tenido que meter cutter o lima y volver a pintar.

Las figuras son todas de THE FUSILIER, en 75 mm y son las referencias:

  • GWB-3 9th Bn. Royal Irish Fusiliers (Princess Victoria´s)
  • GWB-4 Lancashire Fusilier 1st Battalion 29th división
  • GWB-10 Lewis gunner & No´2 Ammunition Carrier 1/10th Bn (T.F.) Liverpool Scottish. The Kings Liverpool Regiment 

Y el edificio es:

  • Ruina medieval (F/E26) de FONTEGRIS MINIATURAS (Marco Navas)

 

 Alejandro Labourdette

Tags
Show More

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Echa un vistazo a...

Close