HistoriaMiguel Angel Pérez

Eloy Gonzalo: Un héroe popular

CONTEXTO HISTÓRICO

A finales del siglo XIX, España monopolizaba el mercado del azúcar, del café y  del tabaco que se producía en la isla de Cuba, situación que va a generar un sentimiento independentista que desembocará en enfrentamientos entre las diferentes regiones y pugnas políticas  entre clases sociales en la lucha por el poder.

La situación geoestratégica de la isla, determina el interés de los Estados Unidos como potencia emergente, que apoya desde el comienzo la insurrección de los líderes cubanos e incluso llega a proponer al gobierno español la compra de la colonia. 

La política represiva de la autoridades españolas contra las reivindicaciones independentistas, favorecen el estallido de varios conflictos armados, la Guerra de los Diez Años (1868-1878), la Guerra Chiquita (1879- 1880) y por último la Guerra de la Independencia Cubana, que da comienzo en el año 1895, liderada por José Martí, que organiza guerrillas, causando graves daños al ejército español que terminará teniendo más bajas por las epidemias y el clima, que por las propias guerras.

Ni los intentos de pacificación llevados a cabo por el General Martínez Campos, ni la brillante estrategia del General Weyler, que compartimenta la isla en porciones fácilmente controlables a través de una especie de cortafuegos denominados “trochas” que impedían el libre tránsito de los insurrectos de una zona a otra, evitarán el desastre.

Los cambios en la situación política de España, determinan el relevo del capitán general de Cuba,  Valeriano Weyler, por el del general Ramón Blanco que no consigue dominar la situación, que deriva en la declaración de guerra por parte de los Estados Unidos tras el hundimiento en extrañas circunstancias del acorazado USS Maine, atribuido a un supuesto sabotaje español.

La superioridad de las fuerzas estadounidenses supone la destrucción de la escuadra naval española a la que sigue el desembarco norteamericano en Puerto Rico.

El conflicto concluye en diciembre de 1898, quedando Cuba formalmente independiente aunque bajo tutela americana.

Este, será pues el contexto histórico que le toca vivir a muchos soldados españoles, olvidados a miles de kilómetros de su patria y a los que la escultura en la plaza de Cascorro de Madrid recuerda en la memoria como héroes populares. 

 BIOGRAFÍA

Eloy Gonzalo García, nació el dos de diciembre en 1868 en Madrid. Abandonado al nacer, es adoptado por un guardia civil destinado en Chapinería (Madrid), localidad donde va a residir hasta los veintiún años cuando será llamado a filas para incorporarse al Regimiento de Dragones de Lusitania 12 de caballería.

En marzo de 1891 asciende a soldado de 1º y a cabo el 1 de octubre de ese mismo año. Poco tiempo después ingresa en el Cuerpo de Carabineros, primero como carabinero de infantería y posteriormente de caballería, prestando sus servicios en Estepona y Algeciras.

 

En esta última localidad, tras cuatro años de intachables servicios,  será arrestado y condenado posteriormente a una pena de doce años de prisión militar mayor como consecuencia de un “delito de insubordinación poniendo mano a un arma ofensiva con tendencia de ofender de obra a superior”, trasladado al penal de Valladolid y dado de baja en el Cuerpo de Carabineros. El suceso que le va a llevar a esta lamentable situación será narrado años después por sus compañeros de armas, que detallan los motivos que le indujeron al arrebato pasional cuando sorprende a su prometida con un teniente de su Unidad.

A los tres meses de su reclusión en la prisión militar de Valladolid, conmuta su pena por la solicitud de destino voluntario en Cuba, donde será conducido y encuadrado como soldado de infantería en el 1º Batallón del Regimiento de Infantería Maria Cristina nº 63, en Puerto Príncipe, capital de la provincia de Camagüey.

Carga de Cuba. Augusto Ferrer Dalmau

En el año 1896 la actividad guerrillera de los insurrectos cubanos en Puerto Príncipe y en particular en la zona oriental de la Trocha de Júcaro a Morón es intensa. El 15 de febrero mientras la columna del batallón de Eloy Gonzalo efectúa un reconocimiento en la sabana de Managuaco al rio Nasaja se enfrentan a numerosas partidas cubanas.

Puesto de Cascorro (Provincia de Camagüey)- Regimiento de Infantería María Cristina núm. 63.

Destinado más tarde en la 1º compañía  del 1º batallón del Regimiento María Cristina al mando del capitán Neila, se hacen cargo del destacamento de Cascorro, pequeño pueblo montañoso y con abundante vegetación, ocupando los fortines Principal, de la Iglesia y de García.

Nuestro héroe, a las órdenes del teniente Carlos Perier, ocupa el fortín Principal.

Las partidas de los insurrectos no cesan en sus hostigamientos, produciendo bajas en ambos bandos, la actividad se intensifica a partir del día 22 de septiembre de 1896, ese mismo día el cabecilla de la insurrección Máximo Gómez junto a Calixto García y sus partidas atacan el destacamento de Cascorro con unos cinco mil hombres, sitiando a las dos compañías españolas de tan solo ciento setenta hombres cada una.

Uniforme de rayadillo de Capitán de Infantería del Regimiento de San Fernando nº 11, modelo 1890. (Colección de Manuel Pérez Rubio).

El día 30 se produce la heroica hazaña, los mambises han ocupado una casa a cincuenta metros del fortín desde donde hacen un fuego intenso. El capitán Neila ordena quemar dicha casa con botes de petróleo, el soldado Eloy Gonzalo se ofrece voluntario para prenderle fuego provisto de cerillas y una lata de cuatro litros de petróleo, como única condición  ”pide ser atado con una cuerda para que  en caso de morir no quedar su cadáver en poder del enemigo”.

Cumplió su misión al regresar sano y salvo al fortín tras incendiar la casa. Ésta y otras acciones similares proporcionan el tiempo suficiente para recibir el socorro de la columna del general Jiménez Castellanos, liberando a los sitiados. Como consecuencia de esta heroica defensa de la localidad de Cascorro son concedidas diversas condecoraciones, al capitán Neila la Cruz Laureada de San Fernando y a Eloy Gonzalo la Cruz de plata del Mérito militar con distintivo rojo así como donativos particulares.

 

Pero no cesan aquí sus hazañas que se suceden  continuamente, junto a su batallón es trasladado a la ciénaga de Zapata para reducir las partidas dispersas por la manigua. El mortal enemigo que habrá de acabar con su vida no será el fuego enemigo, sino las aguas pantanosas y los mosquitos de la ciénaga.

El General Weyler, capitán general de Cuba convierte a Eloy Gonzalo en el héroe de Cascorro, “ejemplo de disciplina, valor y resistencia”.

El día 7 de diciembre de 1898, el Vapor “San Ignacio” zarpó de la Habana con los restos mortales de Eloy Gonzalo junto a los de los generales Santocildes y Vara del Rey. En Madrid fue inhumado en el cementerio de la Almudena.

 

 Años después, S.M. el rey Alfonso XIII, inaugura la obra del escultor Aniceto Marinas en la plaza del Rastro que refleja el valor y la entrega del soldado español.

Bibliografía e internet

  • Revista de Historia Militar, nº 83. SHM
  • Atlas ilustrado de la Guerra de Cuba,  Editorial Susaeta.
  • La Guerra de los Diez años. Editorial Ristre.
  • http://www.agmohio.com/LRuniformshome.htm
  • http://libroantiguopenafiel.com

 

 Miguel Ángel Pérez

Tags
Show More

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *