HistoriaMiembrosPinturaRobert Ramírez

Núñez de Balboa y Leoncico

Vasco Núñez de Balboa (Jerez de los Caballeros, Badajoz 1475 –  Acla, Panamá, 1519) fue un adelantado, explorador, gobernante y conquistador español. Fue el primer europeo en divisar el Mar del Sur (actual Océano Pacífico) desde un acantilado de su costa oriental y también el primer europeo en haber fundado una ciudad estable en solares continentales del Nuevo Mundo.

En 1500, animado por su señor y las noticias de los viajes de Cristóbal Colón y de otros navegantes hacia el Nuevo Mundo, decidió enrolarse en la expedición de Rodrigo de Bastidas al mar Caribe. Recorrió las costas del Mar Caribe desde el este de Panamá, pasando por el golfo de Urabá, hasta el cabo de la Vela (Colombia). Las naves pusieron finalmente rumbo a la isla Española, donde una de ellas naufragó.

En 1509 Núñez de Balboa se embarcó como polizón dentro de un barril en la expedición comandada por Martín Fernández de Enciso. Llevaba consigo a su perro Leoncico, que era hijo del perro de nombre Becerrillo, propiedad de Juan Ponce de León.

A comienzos de 1513, espoleado por la inesperada noticia de un nuevo mar rico en oro y perlas, fue tomada muy en cuenta por Núñez de Balboa. Decidió regresar a Santa María para disponer de más hombres provenientes de La Española y emprendió  viaje a través del istmo de Panamá junto con 190 españoles, algunos guías indígenas y una jauría de perros. Usando un pequeño bergantín y canoas indígenas navegaron hasta las tierras de Ponquiaco. Luego de varios días y uniéndose varios hombres de Ponca se remontaron a la espesa selva. Avanzaron con algunas dificultades, encontrando tribus de piel negra.

Núñez de Balboa decidió proseguir el camino con un destacamento de 67 españoles y un número indeterminado de indios, entre los cuales se encontraban Ponquiaco y Francisco Pizarro. Se internaron a las cordilleras de la región del río Chucunaque. Según informes de los indígenas, desde la cima de esta cordillera se podía ver el mar, así que Núñez de Balboa se adelantó al resto de los expedicionarios y antes del mediodía logró llegar a la cima y contemplar, lejos en el horizonte, las aguas del mar desconocido.

Pasado el momento del descubrimiento, la expedición bajó de las cordilleras rumbo al mar y se internó en las tierras del cacique Chiapes, que fue vencido en un breve combate e invitado a colaborar con la expedición. Dos días después, embarcándose en una canoa y dando fe que había navegado por primera vez dicho mar avisaron a Núñez de Balboa y este marchó con 26 hombres que llegaron a la playa. Núñez de Balboa levantó sus manos, en una su espada y en la otra un estandarte con una imagen de la Virgen María; entró al mar hasta las rodillas y tomó posesión de él en nombre de los soberanos de Castilla, Juana y Fernando.

En 1519, Balboa fue acusado de traidor por intento de usurpación del poder contra el gobernador de la nueva provincia de Castilla de Oro a Pedro Arias de Ávila, más conocido como Pedrarias Dávila y de tratar de crear un gobierno aparte en el Mar del Sur. Núñez de Balboa fue sentenciado, junto con cuatro de sus más allegados colaboradores, el 15 de enero con la pena de muerte por decapitación.

Núñez de Balboa fue conducido al patíbulo con sus amigos y la voz del pregonero que iba a cometer la ejecución dijo: «Ésta es la justicia que el Rey y su teniente Pedro Arias de Ávila mandan hacer contra este hombre por traidor y usurpador de los territorios de la Corona». Núñez de Balboa no pudo contener su indignación y respondió: «Mentira, mentira; nunca halló cabida en mí semejante crimen; he servido al Rey como leal, sin pensar sino en acrecentar sus dominios».

Pedrarias observó la ejecución, oculto detrás de un tablado: un verdugo con un hacha consumó el castigo. Las cabezas de los decapitados permanecieron varios días expuestas en el pueblo ante la curiosidad y temor de los habitantes. Se desconoce el destino de los restos de Núñez de Balboa, debido a que los textos y crónicas no mencionan lo que ocurrió después de su ejecución.

– ooOoo –

PINTURA

Al contrario de lo que suele ser habitual en mi proceder de empezar pintando las zonas de carne, en esta ocasión he comenzado por los metales (morrión y armadura); de este modo evito el riesgo de manchar la cara y partes de tela que después sería más complicado repintar si se mancharan de pintura metalizada. Para la decoración de estas partes metálicas pensé en reproducir una armadura más bien oscura, pavonada y con efectos de uso, desgaste y óxido, propia de las zonas húmedas y selváticas donde he decidido ubicar a nuestro personaje.

Empecé aplicando una base compuesta por colores metalizados acrílicos. Un tono metalizado oscuro como es el Black Metal de Scale75 con pequeñas aportaciones de Azul Ártico (Model Air) y un poco de Negro. He tratado la coraza y casco como si se tratara de cualquier otra parte de la figura, iluminado añadiendo colores metalizados más claros y sombreando del modo habitual añadiendo Negro a la base.

Una vez realizado este paso, utilicé colores al óleo para ensuciarla y aplicar efectos de óxido acumulado entre las placas de la cintura y en los recovecos del casco; por último, para marcar filos, remaches y pequeños cortes he utilizado lápices acuarelables de AK-Interactive, plata y aluminio, basta con frotar el lápiz bien afilado contra los filos y remaches. En el caso de los cortes aplico una rayita fina con el lápiz acuarelable que perfilo en negro con el pincel, creando un volumen más o menos fuerte dependiendo de la profundidad del corte que queramos representar.

En cuanto a los efectos de suciedad, aplico una mínima porción de color al óleo a modo de puntito, que después difumino con un pincel humedecido en White Spirit retirando el exceso de pigmento, dejando lo necesario depositado en los lugares que queramos marcar más este efecto y que sean susceptibles de oxidarse como es alrededor de los remaches del casco y entre las placas de la cintura. La suciedad general la realizo aplicando lavados controlados de colores sucios y terrosos creando así un filtro que representa muy bien esta mugre en figuras a escala.

Para el resto de la figura he querido representar tonos de tela más bien desgastados y algo quemados por el exceso de uso y exposición al clima. Con esta premisa, pinté el color rojo de los gregüescos que es un tono general para cualquier prenda roja, solo que a la hora de iluminar he utilizado colores menos saturados, como el Cuero Rojo y Naranja Claro de Vallejo. Al sombrear he sustituido los colores complementarios del rojo, como son el azul y el verde para sombrear utilizando un color oxido oscuro al que añado algo de negro para las sombrar más oscuras y de volumen.

En las botas solo comentar que utilizado la técnica del puntillismo para lograr un efecto de ante rugoso en el forro interior de las mismas. Lo hago utilizando un pincel viejo cortando la punta de los pelos casi hasta la base de la virola y hago un esquema inicial de luces y sombras «picoteando» a groso modo ambas zonas (L/S) y que finalizo y suavizo matizando los cortes más bruscos con un pincel afilado usando solo la punta y colores más diluidos para suavizar el efecto de piel vuelta.

En la pintura del perro solo debo decir que he aprovechado el magnífico modelado de Antonio Zapatero en la representación del pelaje del animal; con esta base he ido remarcando este efecto con rayitas solapadas y alternas de diferentes colores hasta crear un efecto más acusado de pelaje manteniendo un esquema de pintura observado en una lámina que representa a un par de Alanos Españoles junto a su cuidador y que me ha ayudado mucho a entender cómo eran estos perros y su importante papel junto a los conquistadores de aquella época.

Durante la pintura de esta figura, desgraciadamente falleció nuestro amigo y compañero de Alabarda, Alberto Rojo; una persona maravillosamente entregada a nuestro precioso hobby, enamorada de las figuras y las relaciones humanas de calidad y amistad que se producen alrededor de esta afición.

Vaya desde este humilde trabajo mi homenaje y dedicatoria a la memoria de Alberto.

D.E.P., siempre estarás entre nosotros.

– ooOoo –

CUADRO DE COLORES

Carne

  • Base: Arena Marrón 876 (M.C.) + Rojo Cadmio Tostado 814 (M.C.) + Uniforme Ingles 921 (M.C.)
  • Luces: Base + Rojo Beige 804 (M.C.) + Rosa Salmón 835 (M.C.) + Carne Base 815 (M.C.)
  • Sombras: Base + Rojo Cadmio Tostado 814 (M.C.) + Marrón Oliva 889 (M.C.)

Coraza y morrión

  • Base: Black Metal SC-63 (SC) + Azul Artico (M.A.) + Negro 950 (M. C.)
  • Luces: Base + Ironbreaker (Ci.)
  • Sombras: Base + Negro 950 (M.C.)
  • Efectos suciedad: Oleo oxido claro, oxido oscuro, sombra tostada, bitume (502 Abteilung)

Gregüescos

  • Base: Piloto Rojo Aleman 307 (P.A.)
  • Luces: Base + Marrón Rojizo 982 (M.C.) + Cuero Rojo 818 (M.C.) + Naranja Claro 911
  • Sombras: Base + Oxido Oscuro 302 (P.A.) + Negro 950 (M.C.)

Calzas

  • Base: Gris Medio  987 (M.C.) + Carrista US (P.A.)
  • Luces: Base + Amarillo Lazur 806 (M.C.) + Amarillo Hielo 858 (M.C.) + Hueso 918
  • Sombras: Base + Marrón Violeta 887 + Marron Oliva 889 (M.C.)

Botas

– Parte interna: Pardo Medio 826 (M.C.)

  • Luces: Base + Marrón Corcho 843 + Arena Iraquí 819 (M. C.)
  • Sombras: Base + Pardo Negro 822 (M.C.)

– Parte externa: Sombra Tostada 941 (M.C.) + Negro 950 (M.C.)

  • Luces: Base + Tierra Mate 983 + Marrón Amarillo 912 (M. C.)
  • Sombras: Base + Negro 950 (M.C.)

Mangas

  • Base: Amarillo Sahara SC-11 (S.C.) + Uniforme Japones 923 (M.C.)
  • Luces: Base + Amarillo Sahara SC-11 + Amarillo Dorado 948 (M.C.) + Amarillo Hielo 918 (M.C.)
  • Sombras: Base + Violeta 960 (M.C.)

M.C: Model Color
P.A: Panzer Aces Vallejo
Ci: Citadel Color
M. A: Model Air de Vallejo
S.C: Scale Color

Robert Ramírez

Tags
Show More

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *