Alejandro LabourdettePintura

B-17 Waist Gunner, ETO, 1944 (II)

Bueno, han pasado más de dos años desde que hicimos la cara de este busto en el curso que impartió Robert y, por fin, me decido a retomar su pintura.

Recordad que en la barba me había precipitado y no me convencía la cara de personaje animado de Hanna-Barbera ambientado en la prehistoria que me había quedado.

¿Qué puedo hacer? Se me ocurre que dando tonos muy lenta y suavemente sobre el exceso de barba con el color base de la cara podré disimular el efecto producido. Me pongo a ello y cada vez me disgusta más el cariz que va tomando la pintura.

Al final, como no me convence lo que voy realizando y no quiero decapar la cara, decido empezar de nuevo con esta zona y pinto con el color base de la cara desde la nariz hasta el cuello, iniciando la pintura de nuevo, doy las luces, las sombras y los tonos y el resultado me convence.

Le toca el turno a los cueros, la cazadora y el gorro, para que haya mayor variedad cromática, me planteo dos cueros diferentes:

  • Cazadora:  Base: negro brillante+ naranja intenso Luces = base + naranja intenso … + ocre marron. Sombras = negro brillante+violeta y por último sólo negro brillante (con mucho agua en forma de lavado o filtros).
  • Gorro: Base: negro brillante+ marrón rojo Luces = base + escarlata+….+marron dorado. Sombras: negro + negro brillante (con mucho agua en forma de lavado o filtros).

Procuro hacer cortes y desgastes variados resaltando filos y matices.

 

Y ahora algo de información:

El B-17 era una fortaleza volante cuatrimotor, un bombardero pesado de la Segunda Guerra Mundial que realizó miles de misiones surcando el cielo durante este conflicto. Era una gran máquina que llegó a participar tanto en Europa, como en el Pacífico.

 

En sus misiones europeas partían de aeródromos en Gran Bretaña para bombardear objetivos militares en suelo alemán. Los pilotos de la Lufwaffe lo pasaban mal al enfrentarse a estas “fortalezas volantes” pues debían someterse al fuego de nueve ametralladoras de gran calibre: dos traseras, dos ventrales, dos laterales, dos superiores y una delantera.

Las últimas versiones de estos magníficos aparatos llegaron a cargar casi 8 toneladas de bombas y estaban armados con 13 ametralladoras de 12,7 mm.

Alejandro Labourdete

Show More

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Echa un vistazo a...

Close