Alejandro LabourdettePintura

Cosacos en la Wehrmacht

El ejército alemán, durante la Segunda Guerra Mundial, a pesar del exacervado racismo del régimen nazi, reclutó entre sus filas al mayor número de voluntarios extranjeros jamás visto, más de dos millones.

Las razones que llevaron a tantos miles de hombres a alistarse en un ejército que no era el suyo fueron de lo más diverso, luchar contra el colonialismo de las naciones enemigas de Alemania (árabes e hindúes contrarios a los británicos), contra el comunismo de la Unión Soviética (españoles del régimen franquista), por oposición al régimen de Stalin (cosacos, estonios, letones), por convicción y afinidad con las ideas nazis, por la idea de una Europa unida y libre bajo un régimen firme, …

Algunos ejemplos de fuerzas militares que combatieron con los alemanes son: la División Azul española, el Britisches Freikorps, la 11ª División de Granaderos SS Nordland con voluntarios de los países nórdicos,  la Légion des Volontaires Français contre le Bolshevisme,  los albaneses de la División de montaña SS Skanderberbg, los letones de la Waffen-Grenadier División der SS “Letland”,….

Los cosacos, pueblo ancestral de las estepas rusas y ucranianas desde el siglo X, siempre destacó por su ferocidad guerrera y su organización militar. Los más numerosos son los del Don, Ural, Terek y Kubán. Formó parte de la caballería zarista y durante la Guerra civil rusa la caballería cosaca apoyó al Ejército Blanco.

El régimen de terror instaurado por Stalin que ejecutaba, deportaba en masa y reprimía brutalmente a cualquiera que fuera o pareciera contrario a su gobierno, prohibió la tradición y cultura cosacas.  El pueblo cosaco perseguido por Stalin, por lógica, se une a la Alemania nazi para luchar contra la URSS. Pero el dictador soviético, al necesitar tropas expertas y preparadas, no tuvo escrúpulos para movilizar unidades de cosacos bajo estrecha vigilancia de comisarios políticos. Por estas dos contrarias decisiones de Stalin se da la extraña circunstancia de que el pueblo cosaco lucha en los dos bandos produciéndose una extraña guerra civil cosaca.

A pesar de la inicial reticencia de Hitler a reclutar voluntarios cosacos, pronto se vio la necesidad de utilizarlos. Al principio actuaron como tropas auxiliares, demostraron ser muy capaces siendo finalmente utilizados como tropas de combate independientes.

“En 1942 el ejército alemán se vio desbordado por una enorme cantidad de soldados soviéticos capturados y, ante la imposibilidad de retirar fuerzas alemanas para la vigilancia y traslado de tantos prisioneros decidieron encomendar la misión a los cosacos capturados facilitándoles caballos. La sorpresa de los alemanes se produjo cuando esta unidad cosaca regresó reclamando otra misión. Se decidió integrarlos en el organigrama del ejército alemán y participó en multitud de acciones durante toda la guerra hasta que fueron aniquilados en Normandía en 1944”.

Partiendo de la unión de varios regimientos y otras unidades menores, en agosto de 1943, se crea la 1ª División cosaca. Reciben uniformes y equipo alemanes y quedan al mando de Von Pannwitz. En Mlawa, Polonia, se acuartelan en una gran instalación donde son instruidos para realizar diferentes misiones de reconocimiento, escolta, seguridad,… posteriormente luchan en diversos frentes, en Croacia combaten a los partisanos de Josip Broz “Tito”, durante el avance del ejército soviético por Bulgaria se enfrentan al Ejército rojo y al búlgaro, incluso, muy lejos de sus hogares, defienden el muro atlántico.

Al final de la guerra, los cosacos se rindieron al ejército británico en Lienz (Austria) el 9 de mayo de 1945, en principio con la promesa de no ser devueltos a la URSS. Pero ya se había acordado un canje de prisioneros. El Reino Unido recuperará a los soldados británicos liberados por el ejército rojo si ceden a los cosacos que sirvieron a Alemania. La venganza de Stalin se plasmó en el ajusticiamiento de los oficiales y el traslado de la tropa a gulags donde, condenados a trabajos forzados, morirían de frio, hambre, agotamiento y enfermedad

Figura

Ha sido modelada por Antonio Meseguer y representa a un cabo de los cosacos de Siberia del 2º regimiento de la 1ª brigada hacia 1943/44.

Papachka (Gorro): de tradición zarista en blanco con la corona en amarillo y cruz en blanco para los cosacos de Siberia. En el frontal lleva el águila y la escarapela con orla de hojas de roble.

Guerrera: La reglamentaria de la wehrmacht de color feldgrau. Águila en el pecho, sobre el bolsillo derecho, en blanco sobre fondo verde oscuro. Sobre el bolsillo izquierdo emblema en plata de herido de guerra de segunda. En el cuello parches de las unidades de cosacos, dos lanzas cruzadas en blanco sobre fondo rojo y borde verde oscuro. Hombreras en verde oscuro ribeteadas de rojo con barra blanca que indica la graduación, el número 2 del regimiento y dos cañones cruzados. Escudo de los cosacos de Siberia en el brazo derecho, sobre fondo verde oscuro letras en amarillo y escudo amarillo, arriba y abajo  y azul celeste en los lados. La cinta en el ojal corresponde a la medalla al heroísmo en combate a los pueblos del este.

 

Alejandro Labourdette

Tags
Show More

Artículos relacionados

1 thought on “Cosacos en la Wehrmacht”

  1. Buenas tardes Alejandro, excelente información sobre los cosacos. Ya echaba en falta artículos tan bien documentados como el tuyo. Personalmente estaba haciendo un trabajo y esta información me ha venido genial, así que no dudes en que la tendré en cuenta y te mencionaré en él.
    Un saludo,
    Fernando Pérez.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *