PinturaTxema Ojer

Enrique de Guisa

Guerra de los tres Enríques

Es el tercer y último periodo en el que los católicos tratan de expulsar a los protestantes del reino de Francia entre 1585 y 1598; para ello contaban con la alianza de España. La última fase de las guerras de Religión fue la más sangrienta de todas, una verdadera guerra  a gran escala, con la intervención directa de potencias extranjeras, y continuas matanzas azuzadas por los odios acumulados en 20 años de conflicto.

La situación aún se complicaría más cuando se hizo patente que el homosexual  Enrique III no tendría descendencia.

Al morir Anjou se produjo una terrible crisis dinástica, ya que la corona correspondía  legítimamente al hugonote Enrique de Navarra, en su condición de primo de Enrique III en vigesimoprimer grado y descendiente  directo de Roberto de Clermont , sexto hijo de Lius IX de Francia . Enrique III dejó claro que reconocía al Borbón por sucesor suyo (esperando que se reconvirtiera al catolicismo), pero la Liga Católica no reconoció sus derechos, sino los de su tío el anciano Cardenal de Borbón.

Estalló entonces la más larga y encarnizada de todas las Guerras de Religión, la conocida como «Guerra de los tres Enriques”, puesto que en ella combatieron Enrique III, Enrique de Navarra y Enrique de Guisa. Frente a los hugonotes aliados con la Corona, la Liga Católica contaba con el apoyo militar y financiero de España y, tras el fracaso del intento de la reina madre para negociar con Guisa, la Liga se hizo pronto con el control de todo el norte y el noroeste de Francia amenazando París. Enrique III, atrapado, se avino a firmar el Tratado de Nemours el 7 de Julio de 1585,por el que revocaba todos los anteriores edictos de tolerancia y prohibía el protestantismo.

Enrique de Navarra, al ser un hereje, quedaba excluido de la sucesión al trono. Además, la Liga tomó el control de numerosas ciudades.

Enrique de Navarra, apoyado militarmente por elPalatinado y Dinamarca , se convenció de que sólo una victoria decisiva sobre los Guisa podría devolverle su lugar en la sucesión. La escala de conflicto aumentó a raíz de la ejecución de Maria Estuardo en febrero de 1587. Decidido a acabar con Inglaterra, Felipe II necesitaba de una Francia pacificada para emprender su campaña contra Isabel Tudor.

Sin embargo, las fuerzas católicas dirigidas por los favoritos del Rey fueron derrotadas, y la Liga exigió la entrada en vigor de lo acordado en Nemours, así como la publicación de las disposiciones conciliares de Trento, la introducción de la Inquisición y la confiscación de bienes de los protestantes para sufragar la guerra. Los enfrentamientos entre católicos y protestantes se endurecieron con la alianza entre los protestantes y los rebeldes neerlandeses alzados contra España, y la de los católicos de la Liga con Felipe II de España. Despreciado por España y por la Liga, Enrique III fue incapaz de mantener su autoridad y debió huir de París tras el día de las barricadas, el 12 de Mayode 1588 . Guisa se hizo con el control de la capital, apoyado por la población. Finalmente, Enrique II acepta las exigencias de la Liga,a cambio de que rompiera de inmediato su alianza con España. El acta de Unión publicada el 21 de Jukio de 1588  amnistiaba a los participantes en el «Día de las barricadas», reconocía al Cardenal de Borbón como heredero del reino, nombraba a Guisa teniente general y concedía tierras y beneficios al clan y sus partidarios.

Pero el fracaso de la Armada Invencible  infundió nuevos ánimos en el Rey y el partido de los “políticos”, en tanto que los Guisa sufrían un duro reves. Enrique III, envalentonado, trató de someter a la Liga, y ordenó el asesinato de Enrique de Guisa durante la reunión de los Estados en Blois. Guisa murió el 23 de Diciembre de 1588a manos de la Guardia Real, y a continuación fueron encarcelados el hermano del Duque, el cardenal Luis e Gusa II  (asesinado poco despues) y toda su camarilla.

Los cadáveres de los Guisa fueron incinerados en una estufa del Castillo de Blois, para evitar que las tumbas de los «mártires» se convirtieran en objeto de veneración de la Liga Católica. Unos días después, Catalina de Medicis, la reina madre,  moría, y El Rey se alió  nuevamente con Enrique de Navarra para combatir a los Guisa. Tras varios meses de sangriento conflicto, el 1 de Agosto,Enrique III fue asesinado por el monje dominico Jaques Clement  mientras intentaba tomar París.

El jefe de los hugonotes, Enrique de Navarra, se convirtió así en rey de Francia con el nombre de Enrique IV I Con la desaparición violenta del monarca la guerra civil francesa entró en su última etapa: la lucha por la sucesión al trono de Francia y la reconquista del reino. La Liga proclamó al Cardenal de Borbón como Carlos X, pero poco después fué capturado por Enrique IV. Los papeles se invirtieron, y los hugonotes se convirtieron en legitimistas, pasando a defender el derecho hereditario y la autoridad real, unidos a los “politiques” y a los realistas que apoyaban al Borbón, exaltando la soberanía del rey y la necesidad de obediencia. La Liga, por otro lado, hizo suyos los temas del derecho a la resistencia y de la soberanía popular difundidos por los hugonotes. España intervino activamente, decidida a evitar el ascenso al trono francés de un hereje y a promover la candidatura de la infanta Isabel Clara Eugenia , hija de Felipe II e Isabel de Valois.

Tras cuatro años de lucha, la conversión de Enrique IV al catolicismo en julio de 1593 le abrió las puertas de París y le permitió alcanzar una tregua con la Liga. Enrique IV mantuvo aún una guerra contra Felipe II de España que terminó con la Paz de Vervins el 2 de Mayo de1598.El problema  religioso quedó zanjado con el Edicto de Nantes el 13 de Abril de 1598, en el que se recogían todas las disposiciones relativas a la tolerancia religiosa que se habían recogido  anteriormente, y que entró al fin plenamente en vigor.

 

El personaje

Enrique I de Guisa ( 1550-1588 ) III Duque de Guisa, fue un noble  que mandó a matar a Coligny por orden de Catalina de Médicis, porque estaba acercándose demasiado a Carlos IX. También fue el que líderó el partido católico  durante las guerras de religión en Francia.

Era el hijo mayor de Francisco de Guisa  y Ana de Este . Sus abuelos maternos eran Hércules II de Este , duque de Ferrara y Renata de Francia .

Sucedió a su padre en 1563  como Duque de Guisa y Gran maestre de Francia . Luchó contra los turcos en Hungría  en 1568, y a su vuelta, se convirtió en uno de los líderes de la facción católica en  contra los protestantes hugonotes .

Luchó en la Batalla de Saint-Denis  en 1567, en la Batalla de Jarnac  y en la Batalla de Moncontour. Disgustado por la Paz de Saint-Germain  y por la influencia de los hugonotes y de Coligny , se apartó de la corte. Intentó asesinar a este último, y la tentativa desencadenó la Matanza de San Bartolomé  (24 de agosto de 1572 ), en la que  sucumbió Coligny.

Herido en la Batalla de Dormans  (10 de octubre de 1575 ), a partir de entonces se le conoció como «Le Balafré» (el Acuchillado). Fue elevado a héroe entre la población católica de Francia  por su oposición a los hugonotes.

En 1576  organizó la Liga Santa  para luchar contra el protestante Enrique de Navarra, que tras la muerte del duque de Alençon , hermano de Enrique III , se convirtió en el candidato al trono con más derechos.

Este hecho provocó su destierro, a lo que él respondió estrechando sus lazos con Felipe II de España.  Apoyado por este, intentó hacerse con el poder, y después de la victoria de  Auneau  (1587) trató de arrebatar la corona a Enrique III.

Temeroso de su poder, Enrique III le prohibió entrar en París , obligándole a permanecer en Champagne , pero Enrique llegó a la capital, donde fue recibido triunfalmente por los parisinos. Tras el , el rey tuvo que huir de París y nombró a Guisa Lugarteniente del Reino.

El rey le convocó en Blois  para los Estados Generales  y allí le mandó asesinar. Su hermano Luis II de Lorena , también llamado cardenal de Guisa, fue asesinado al día siguiente. Este hecho fue considerado un auténtico ultraje entre los parientes de Guisa, y sus aliados obligaron al rey a refugiarse al lado de Enrique de Navarra.

La Figura.

Se trata de la referencia YS75-02 “Nobleman end of XVI” de la marca Castle Miniatures modelada por Yury Serebryakov, realizada en resina con una escala de 75 mm.

Me llamó la atención la pose de la figura y el gran modelado de las facciones de la cara y por tratarse de una figura “pseudocivil”, un hombre de estado que intervino en el devenir de la Historia de Francia.

Aunque la referencia lo denomina “Noble del siglo XVI”, tras recibir información del autor(Gracias Yuri.), viendo los rasgos creo que identificar la pieza con el Duque de Guisa no era descabellado.

El mayor retro era coger un patrón de pintura adecuado. En principio el modelo nos lleva a interpretar una gama cromática de vivos colores y las referencias de láminas de la época nos puede inducir a ello. Sin embargo, al tratarse de un hombre vinculado a la Iglesia Católica y a la Corona de Felipe II, opté por vestirle “a la española”,  con tonos oscuros. La primera opción fue decorar con negro el total de la figura pero mis escasas dotes pictóricas me hicieron desestimarlo .Opté finalmente por tonos marrones y violetas, aportando la misma paleta con diferentes cantidadesde pigmento para conseguir tonos diferenciados.

No quisiera concluir este artículo sin agradecer al autor de la pieza Yuri Serebryakov toda la documentación que me envió para poder acometer la pieza. 

Gracias Yuri aportes como el tuyo hacen de este Hobby algo más.

Txema Ojer

Show More

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Echa un vistazo a...

Close