Manuel IglesiasPintura

Iwo Jima

La batalla de Iwo Jima tuvo lugar en la isla homónima; en ella se enfrentaron los bandos Estadounidense y Japonés; durante la guerra del Pacifico.

Como resultado final la isla fue tomada, pero, con un coste humano temible, ya que la resistencia japonesa fue tal que tan solo sobrevivieron 487 soldados de los 20,703 que constituían el batallón de defensa japonés.

La isla Iwo Jima, o «Isla del Azufre», tiene una geografía accidentada compuesta por cerros, montículos, rocas, barrancos, grietas, gargantas, hoyas, depresiones y arenas de lava que la acción del mar ha convertido en polvo. Apenas existe vegetación, escaseando las fuentes de agua, mientras que de los suelos agrietados surgen emisiones de vapores sulfurosos pestilentes, de ahí su antigua denominación

A las 10:00, cuando en la playa había un número considerable de marines, tanques, munición y artillería los japoneses abrieron fuego a discreción con su artillería y nidos de ametralladoras realizando una impresionante carnicería

Aun así varias unidades yanquis consiguieron acercarse a la llanura al pie del Suribachi, creyendo que el terreno estaba despejado de enemigos. Los soldados japoneses sembraron el pánico entre las filas norteamericanas desde sus bunkers subterráneos con sus «tipo 99».

El día 21 de febrero, las fuerzas estadounidenses, ya consolidadas en la playa, tomaron la llanura del Suribachi, el centro de la isla.

El día 23 se produjo el asalto final de Suribachi, que fue posible en gran parte por los lanzallamas.

El día 24, se produjo el asalto definitivo de la isla. Cada división marine avanzaba y como ya hacia un buen tiempo, estos podían pedir apoyo artillero contra cualquier posición japonesa.

La batalla finalizó la noche del 25 de Marzo de 1945, cuando un grupo de 200 soldados japoneses, enfermos, hambrientos y tan solo armados con bayoneta, se lanzo al ataque Bazai liderados por el general Kuribayashi contra las posiciones estadounidenses, la lucha cuerpo a cuerpo duró hasta el amanecer, causando la muerte de todos los soldados japoneses y resultando100 americanos muertos y 100 heridos.

La heroica e inquebrantable defensa japonesa convenció a los americanos para tirar la bomba atómica y conseguir así la rendición incondicional del Japón ….y así ahorrarse vidas humanas en los consiguientes asaltos a. las muy numerosas islas invadidas del pacífico.

La figura  representa un marine americano con el uniforme típico de asalto de esa época, cansado y con barba de tres días de ardua batalla. He pretendido pintarlo con una camisa desgastada por las inclemencias del sol y la brisa marina y el polvo, de ahí un poco la descolorida y sudorosa camisa. También intenté representar las arenas negras de la playa de esta isla y el azul característico del Pacífico.

Todos los colores empleados fueron acrílicos y para la realización del agua marina se emplearon geles acrílicos transparentes, además de microcrislates para la realización de la espuma de mar.

He disfrutado con esta figura un montón, parecía una pieza regular cuando vi la foto de caja pero al sacarla tenía un modelado muy bueno, una buena pieza que seguro que el homenajeado compró con toda intención de apreciar una buena figura.

Manolo Iglesias

Show More

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Echa un vistazo a...

Close