Ex-SociosPintura

Lancero Rojo (Poste Militaire)

Si hay una casa comercial que es sinónimo de calidad y buen hacer, esa es Poste Militaire.

Fundada en 1975 por Ray Lamb, durante unos cuantos años nos deleitó con un catalogo exquisito, donde se aunaban tanto la calidad del modelado como la manufactura del producto final. Rebabas prácticamente inexistentes y una calidad en los encajes que aun son la envidia de mas de una casa comercial.

Y ahora podéis decir «si, si, pero las figuras eran estáticas a más no poder y en algunos aspectos muy poco realistas…«, y no os falta razón, pero tener en cuenta que estamos hablando del año 1975 y que por aquella época Pegaso Models o Andrea y tantos otros, eran meros sueños del Dios del modelismo….

Pues bien, he tenido la oportunidad de poder pintar una de sus referencias mas míticas: El Lancero Rojo.

Si eres un apasionado de la era napoleónica y no tienes miedo a meterte con un 90 mm. a caballo, esta es tu figura.

Siempre que veo el despiece de este kit me maravillo: más que montar una maqueta, casi, casi estamos vistiendo a una figura. El jinete tiene todos sus correajes y bordones por separado, y el caballo… eso si que es canela fina….

El caballo viene desnudo, tal cual, y luego tenemos que montar absolutamente todo el equipamiento del mismo: cabezada, silla, riendas, etc… una autentica gozada para un amante de esta época, ya que podemos ver parte por parte en que consistía el equipamiento de estos sufridos equinos.

Pero todo este alarde técnico y estético tiene una contrapartida que no debemos despreciar: el montaje.

Actualmente vemos que las figuras intentan aglutinar todos los elementos en las mínimas piezas posibles, me gustaría creer que es por nuestra comodidad, pero me temo que mas que nada se debe a cuestiones crematisticas……

No es este el caso, si disfrutas con el pegamento, aquí te lo vas a pasar bien. Pero claro, esto nos dificulta enormemente toda la tarea de pintura, ya que siempre tendremos la duda de saber que hacer primero: ¿monto esta pieza o la pinto primero y después monto?.

Y he aquí que llegamos al autentico propósito de este articulo:

Guía para el montaje y pintura del Lancero Rojo de Poste Militaire

Ok, lo has demostrado, eres un tío valiente y te has decidido a montar y pintar este estupendo kit.

Demuestras un gusto exquisito a lo hora de elegir figuras, pero créeme, esta guía te va a hacer falta 😉

Consideraciones previas

Bueno, pues lo lógico, quita todas las rebabas que veas, y ves familiarizándote con todas las piezas que conforman el kit.

Un consejo: sigue casi, casi al pie de la letra el manual de instrucciones que acompañan al kit. Es excesivamente conciso, pero te guía muy bien en el paso a paso de montaje de la figura. Hazle caso.

Comencemos: El Caballo

Una vez montado el caballo desnudo, no te preocupes en rellenar las juntas del cuello, del vientre o de la parte superior de la grupa, ya que van a quedar tapadas por los correajes.

A mi modo de ver, el caballo tiene dos puntos flacos:

  • Es muy pesado

Supongo que por la época en que se hizo, este factor no era determinante, pero cuando tienes que pintar un caballo a 90 mm, puede ser una tortura para tus muñecas y pulso aguantar todo este peso.

Te aconsejo que lo pegues al terreno que incorpora el kit, con pegamento bicomponente de buena calidad (Araldit), y que lo dejes secar al menos un par de días, para que la unión se fragüe con firmeza y puedas manipularlo con relativa comodidad.

  • Cabezada excesivamente complicada y frágil

Uno de los puntos fuertes de este kit, es la cabezada del caballo, detallada en extremo y con una calidad sobresaliente. Pero este punto fuerte, también tiene sus inconvenientes.

Cuando lo montes, asegúrate bien de que todas las piezas encajan perfectamente, y mucho cuidado al doblarlo para conformarlo a la cabeza del caballo: es extremadamente frágil y puede quebrar por cualquier lado. En el manual, aconsejan doblar las piezas ayudándote de un trozo de madera de balsa, y tienen razón, ya que esta al ser flexible, ejerce presión sobre la pieza pero con cierta dulzura, lo cual nos evita la rotura por una excesiva presión

Te aconsejo montar toda la cabezada antes de pintar el caballo, ya que si primero pintas el caballo y luego la montas, ten por seguro que vas a tener un buen numero de desconchones. Así que monta primero….

Por lo demás poco mas a tener en cuenta, solo repetir que te asegures que todo encaja bien y en su sitio antes de pintar, esto incluye el resto de componentes del caballo: silla, arreos varios, cola, etc.

Pintando el caballo …

Obviamente, para esta escala y esta escultura, siempre te voy a recomendar oleos. El oleo da una textura y una calidad de color que los acrílicos o cualquier otra pintura no van a alcanzar, pero bueno, esto ya es una decisión personal…

La pintura del caballo no tiene mayor problema que los ya conocidos para este tipo de figuras, pero eso si, te voy a aconsejar una cosa:

Si no tienes un pulso demasiado firme y eres de los que detestan pintar a mano alzada, imprima primero todo el conjunto de la cabeza del caballo y deja el resto sin imprimar, esto te va a permitir manipular el caballo a tu antojo para poder llegar con el pincel a todas las partes que componen la cabeza  caballo, para poder trabajar con comodidad. Una vez pintado todo esto, enmascaras toda la zona y ya puedes imprimar y pintar el resto del cuerpo.

Cuando comiences con el resto del cuerpo, te aconsejo que pegues los arreos del pecho del caballo y la sujeción de la cola. No así la silla, que deberías dejar suelta para poder pintarla cómodamente

Esto es todo en cuanto al caballo, vayamos ahora a por el jinete.

El Jinete

Otra obra maestra del modelismo. Multitud de piezas conforman esta figura, y es precisamente esto lo que le otorga vida y volumen a esta figura.

Cabeza y cara

Monta todo el conjunto de la cabeza, pero ten en cuenta que cuando montes el barboquejo, este ha de ir puesto en la cara y mandíbula del jinete, te puede parecer obvio, pero alguna que otra he visto por ahí que lo han montado colgando del czpaska, tal y como se llevaba cuando iban desmontados, supongo que para evitarse la complicación de montarlo donde se debe hacer: esta cargando contra un objetivo, si no lo lleva bien sujeto…. se le cae……

Quizá uno de los puntos mas flacos de este kit sea la cara del jinete: es plana e inexpresiva, con los ojos demasiado grandes y la boca muy cerrada para la acción que esta llevando a cabo…

Pero bueno, nada es perfecto, así que si eres de los que son hábiles con la masilla y la transformación de figuras, a esta en concreto no le iría mal un cambio de cabeza.

Cuerpo

Aquí te aconsejo dos cosas:

  • Monta y pega firmemente la bandolera antes de pintar. Esta pieza es sobre la que va a descansar y sujetarse todos los bordones que lleva el jinete sobre el hombro izquierdo, y como esta ultima pieza (los bordones) vas a tener que manipularla bastante para darles forma, necesitas una base firme y bien sujeta. Utiliza araldit para este propósito
  • No montes el cinturón, ya que las correas que sujetan el sable, te van a molestar mucho cuando pintes el pantalón Dale forma primero al cinturón en la cintura del jinete, imprima y pintalo, y cuando ya tengas los pantalones pintados, entonces montalo y pegalo a la cintura.

Y ahora un poquito de trabajo fino, para que no sea todo montar y pintar 😉

La lanza

Otro de los puntos flacos de esta figura es esta pieza. Al estar hecha en metal blanco, es extremadamente sensible a la presión, y siempre he acabado con una lanza que mas que eso, parecía una guadaña 😉

En mi caso, me decidí por hacer un trabajito fino de superdetallado y modificación.

Proceso de transformación y detallado de la lanza

Hazte con una vara de latón del diámetro aproximado de la lanza, esto lo puedes comprobar con un pie de rey, aunque en mi caso, fui probando las varas de latón que tenia en un cajón, y escoji la que ajustaba bien a la mano del jinete.

De la lanza original, tienes que quedarte con tres piezas:

  • la punta
  • la sujeción central
  • el final metálico de la lanza

Una vez cortadas las partes, tan fácil como unirlas a las secciones de vara de latón y pegarlas adecuadamente.

Si te fijas en la lanza original del kit,o en documentación al respecto, tanto la punta de la lanza como el final metálico de la misma, van unidos y reforzados al mástil con unas pletinas de metal y unos clavos.

Pues bien, al haber cortado las secciones, te has quedado sin este detalle, así que hay que hacerlo.

Para las pletinas, utilicé unas secciones de fotograbado de una verja que me venían al pelo, y para los clavos utilicé un sacabocados y lamina de plasticar muy finita.

Y con esto ya tienes una lanza a prueba de golpes y dobleces inoportunas.

Cconclusión

Bueno, pues este es el proceso que he seguido yo para montar esta fantástica figura. Esta claro que cada uno tiene sus métodos y seguramente el mio no es el mejor, pero creo que te puede ayudar a hacerte una idea de como afrontar un proyecto de este tipo con organización y método

Pues nada, espero que os guste el resultado final, y… ¡¡ánimo si lo vais a hacer vosotros!!

Isaac Jaramillo

Show More

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *