PinturaTxusmari Sainz

Sargento Carlo Roma. Terheyden, 15 de mayo de 1625

Contexto Histórico

Mayo de 1625. Ambrosio Espínola hace ya 9 meses que plantó sitio a la ciudad de Breda y es tiempo en que su propio ejército comienza a padecer tantas privaciones como los sitiados.

Ambrosio Spínola

Por su parte, Enrique de Nassau, en un intento de dar socorro a la ciudad se plantea el asalto al reducto de Terheyden; siendo este combate el único de entidad que se va a producir durante el sitio de una Breda que años después inmortalizaría Velázquez en su cuadro de Las Lanzas.

Rompe el alba del 15 de mayo y el propio Príncipe de Orange, al mando de ingleses, franceses y alemanes lanza el intento de socorro.

Detalle de un cuadro del flamenco Pieter Snayers, sobre el asedio de Breda, que muestra el ataque al reducto de Terheyden

Los ingleses encabezan el ataque y logran echar del reducto a los italianos que lo guardan, con lanzamiento de granadas y degollando a cuanto se les pone por delante. Ante semejante ímpetu, los italianos se retiran en desbandada y es entonces cuando emerge la figura del sargento italiano Carlo Roma.

Sargento Mayor del Tercio de Marqués de Campolataro, acude en socorro de los suyos y tras recoger la rodela (escudo de pequeño tamaño) y con la espada en la otra mano encabeza la acometida contra el reducto en el que los ingleses intentaban clavar su bandera.

Tal fue la furia del ataque que hizo retroceder a los atacantes por donde habían venido, mientras muchos caían muertos o heridos. El orden en la retirada favoreció que las bajas fueran menos. Más ello no evitó que la mañana dejara al descubierto la miserable rémora de muertos, tierra y arenas mezcladas con la sangre y cuerpos destrozados que se erigían en horrible espectáculo.

Fracasado el intento de socorro, Breda se rendiría en los  primeros días de junio de aquel 1625, año de Nuestro Señor.

– ooOoo –

La figura

Modelada en 54mm por Mike Blank para Darkstar Miniatures me llamó la atención desde el primer momento.  La pose un tanto altiva, casi torera, al tiempo que la expresión cansada de la cara consiguieron que fuera una figura que pasó de la bolsa de compra a la mesa de trabajo en tiempo récord, ya me entendéis.

Por más que el título comercial fuera “The Defeated” (el derrotado) me costó poco repasar la bibliografía de Los Tercios para encontrar un episodio que me encajara más. Y no fue otro que el de Carlo Roma, que rodela en mano corrió en sentido contrario al de la huida de sus compatriotas para asegurar el reducto de Terheyden.

Una pequeña transformación en la mano izquierda para adaptar la rodela y ya tenía frente a mí al valiente sargento italiano.

La rodela la fabriqué a partir de un botón y la incorporación de pequeños “remaches” hechos con estaño.

– ooOoo –

El Terreno

Para recrear el entorno del reducto aproveché una peana inclinada para tener un poco de pendiente y en la parte superior con un gavión y unos listones de PVC espumado, debidamente grabado, intenté recrear las defensas del reducto.

A la hora de pintarlo, busqué recrear un ambiente húmero y embarrado como se corresponde a la zona de canales en la que se encontraba el reducto de Terheyden.

– ooOoo –

Pintura

Para el terreno, he seguido el método de pintar con acrílico y luego dar lavados a base de óleos variados para ganar matices. Añadiendo hierbas y alguna rama.

El barro, con una mezcla de tierra, pigmentos, yeso, tonos marrones de acrílico, barniz brillante… Rellenando luego algún pequeño hueco con barniz cerámico teñido para simular los charcos.

La figura con óleos sobre base acrílica.

Espero que os guste.

Txusmari Sainz

Tags
Show More

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *