Luis GarcíaPintura

The Aquila

Situándonos….

Con motivo de la celebración del Mundialito 2017 (IV edición), me ofrecí para pintar el busto que nos representaría a la Asociación Alabarda en esta categoría. Era un busto que desde que lo vi anunciado como novedad por parte de la marca coreana Nuts Planet me llamó la atención por varias razones; la primera de ellas es que me gusta pintar bustos y la segunda es que me llama mucho la atención el periódico histórico al que hace referencia, aunque no me considero un gran conocedor sino simplemente un gran interesado en esta época y sus costumbres.

El busto representa a un Aquilifer,  un suboficial que portaba el águila del estandarte de las Legiones. Su nombre deriva de aquila, que en latín significa águila, animal que se convirtió en símbolo universal de las legiones a partir del año 104 a. C.  El águila se convirtió en la posesión más importante de la legión, y su pérdida suponía el deshonor y la deshonra. Hace no muchos años se estrenó en cines una película que hace una referencia muy directa al significado del Aquila para estos soldados. La película es La legión del Aguila.

– ooOoo –

Calidad y preparación de la copia

Desde que abres la caja te das cuenta de que estos chicos hacen bien las cosas; salvo una o dos rebabas apenas perceptibles, el busto viene casi preparado para empezar a trabajar con él. Las distintas piezas encajan casi al 100%, no siendo necesario el uso de masillas para tapar juntas o agujeros existentes. Lo único que puede plantar alguna duda es el orden en que deben pegarse determinadas partes para poder pintar bien la cara y la parte interna de la capucha, pero con un buen estudio previo del posible montaje no es muy complicado ver que piezas pegar primero; en mi caso pegué la cabeza a la capucha para imprimar primero el interior de la capucha en negro y posteriormente ir pintando la cara. Pinté por separado las carrilleras para pegarlas a última hora. Una vez acabada la cara, pegué el conjunto cara-capucha al resto de busto para poder pintar a la vez la capa con su capucha. Por otro lado pinte el águila envuelto en su funda y posteriormente lo pegué a la parte posterior del poncho romano.

En cuanto al material a representar con la pintura de la capa o poncho, me gustaría reseñar que este tipo de prenda era de lana cubierta con aceite natural para repeler el agua y hacerlos impermeables. En alguna representación de este busto a veces he visto la simulación de una capa de cuero pero los datos que he encontrado hasta ahora siempre hablan de lana encerada o aceitada.

– ooOoo –

Pintura de la coraza

En este artículo hablaré solo de la pintura de la coraza por ser, a mi juicio, el elemento que más llama la atención del conjunto, así como la parte más efectista.

Esta coraza representada en el busto es la que se llamaba Lorica Segmentata, que fue un tipo de armadura utilizada principalmente durante la República romana y también hasta el siglo III dC.

Consistía en una serie de tiras de hierro o acero atadas a otras tiras de cuero internas. Las bandas se colocaban de forma horizontal al torso del soldado, sobreponiéndose las unas a las otras en sentido descendente, y rodeaban el cuerpo del soldado en dos mitades laterales que quedaban atadas en la parte frontal y trasera. La parte superior del cuerpo y los hombros quedaban protegidos por tiras adicionales para los hombros y placas para la protección del pecho.

La forma de la armadura permitía que fuese almacenada de forma muy compacta, puesto que era posible separarla en cuatro secciones. Sólo los legionarios y la Guardia Pretoriana utilizaban la lorica segmentata. Las tropas auxiliares solían utilizar la lorica hamata, que era de cota de malla, o la lorica squamata (armadura de escamas).

En cuanto a la pintura en sí empecé por una mezcla de Speed Metal de Scale color más Negro, en este caso usé el de Model Air de Vallejo pero podría haber sido cualquier otro. Di varias capas hasta que quedó bastante cubierta. Una vez dada esta base es cuando empieza lo divertido para tratar de hacer que la pintura quede lo más realista posible. Esto se consigue con una buena colección de fotografías reales, donde se pueda apreciar bien el efecto de desgaste y paso del tiempo sobre una superficie metálica o de acero. Creo que la forma más convincente de conseguir ese realismo es con la pintura diluida y mediante la técnica del punteo, para lo cual debemos usar un pincel viejo plano (o redondo cortado), y uno redondo.

Para los primeros toques con el pincel usé la misma mezcla que había usado para la base pero con mayor cantidad del color metálico, de tal forma que sea menos oscuro que la base para empezar a puntear con esta mezcla. Después uso Negro muy aguado para ir reforzando mediante esta misma técnica, las partes que vayan más en sombra. El siguiente color que uso es un Marrón Anaranjado para simular algo de desgaste pero también algo de oxido porque aunque estos legionarios solían mantener su coraza en perfecto estado de revista, es de imaginar que también tendrían determinados desgastes propios del uso que serían difíciles de eliminar. Para estos tonos uso el Wash Oxido de Vallejo. En los filos de la coraza y en los puntos de máxima luz, uso de nuevo Speed Metal, pero esta vez solo y bastante espeso, ya que lo daré con el canto del pincel y no con la punta. Para terminar mezclo Runefang Steel de Citadel mezclado con un color Negro y lo aplico sobre las juntas entre las distintas partes de la coraza. Siempre teniendo en cuenta que posiblemente sea necesario repetir algún paso o matizarlo, ya que con la aplicación de efectos de suciedad podemos haber “tapado” algún otro paso anterior.

 

Luis Garcia

Tags
Show More

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *