PinturaRafael Cebrián

Trompeta de Dragones de la Emperatriz

Un poco de historia

El regimiento de Dragones de la Emperatriz fue un regalo que le hizo el emperador Napoleón a su esposa Josefina. Creado en 1806 formó parte de la Guardia Imperial, nutriéndose de efectivos procedentes de otros regimientos de dragones. El uniforme y equipación era similar al de los Dragones de la Guardia, pero con unos colores diferentes, como el blanco y el azul celeste, lo que les proporcionaba un porte muy elegante.

TrompetaDragones_pintura_1_web

Su primera participación en combate fue durante la batalla de Friedland. Posteriormente estuvo en España, participó en las batallas de Essling y Wagram, y fue diezmado en la campaña de Rusia. También acompañó al Emperador en la Campaña de Francia y en la batalla de Leipzig.

Finalmente estuvo presente en la batalla de Waterloo donde perdió la tercera parte de sus efectivos, siendo disuelto a finales de 1815.

TrompetaDragones_pintura_2_web

La figura

Es una figura que forma parte de mi catálogo de Arcabuz. Es una pieza de resina en semi-bulto y pertenece a la serie de bustos napoleónicos.

Viendo una lámina en un libro de uniformes de la Guardia  Imperial me atrajo de inmediato la pose y el uniforme. Sin duda el periodo napoleónico es uno de los mas atractivos en cuanto a elegancia.

TrompetaDragones_pintura_3_web

En la pintura de esta figura creo que hay dos retos importantes: el color blanco del uniforme y los dorados y metalizados. Voy a comentar brevemente cada uno de ellos.

El color blanco

Para evitar que la pintura parezca un poco monótona diferencié el color blanco de la crin del casco del de la túnica y chaleco. Para la crin utilicé como base el color hueso con un poco de marrón naranja y sombra tostada. Las luces las hice con hueso y las sombras con sombra tostada y una pizca de negro. El resultado es un blanco no muy luminoso, un poco apastelado.

TrompetaDragones_pintura_4_web

El blanco de la túnica es un poco diferente ya que utilicé blanco en lugar de hueso. Tampoco utilicé sombra tostada sino que me basé principalmente para las sombras en el uniforme inglés y el negro. El resultado es un blanco más agrisado.

El hilo de oro y el metal dorado

Para estos dos tipos de acabado la paleta que utilicé es muy similar, pero variando las proporciones para obtener el acabado deseado.

TrompetaDragones_pintura_5_web

Para el hilo de oro hay que buscar un acabado más amarillento y no abusar del efecto de reflejos a la hora de aplicar las luces. La base de color que utilicé es el amarillo mate, un poco de marrón naranja y sombra tostada. Con mucha paciencia fui aplicando las luces añadiendo a la base más amarillo mate, introduciendo gradualmente también un poco de blanco. Como digo no hay que pasarse con las luces para evitar un efecto irreal en los brillos.

El sombreado lo hice añadiendo a la base más sombra tostada y marrón naranja. Se puede hacer un perfilado final con la sombra más oscura y un poco de negro, con lo que conseguiremos el efecto de volumen. Si nos gusta un efecto anaranjado en el hilo dorado podemos añadir unos lavados con la base más un poco de naranja o rojo cadmio muy diluidos, retocando al final las luces máximas.

TrompetaDragones_pintura_6_web

El metalizado del casco requiere un tratamiento algo diferente. En este caso si que es importante potenciar el efecto de reflejo, por lo que en las luces máximas llegué a utilizar el blanco puro. Para la base también utilicé el amarillo mate, el marrón naranja y sombra tostada, pero en este caso con un poco más de marrón naranja. Hay diferentes tonalidades de metal dorado, pero en este caso quería darle un toque cálido, por eso el marrón naranja. Con sombra tostada y negro apliqué las sombras y perfilado, que en este caso debe ser rotundo para ofrecer un contraste óptimo con las luces máximas. Y como ya comenté busqué las luces máximas añadiendo blanco hasta utilizarlo puro en la luz final.

TrompetaDragones_pintura_7_web

Para finalizar con el casco me gusta aplicar un lavado con pintura muy diluida, con lo que se consigue homogeneizar el conjunto. Para este lavado utilicé la base. Una vez bien seca la pintura volví a retocar las luces máximas, ya que el lavado tiende a apagar un poco el color.

 TrompetaDragones_pintura_8_web

Conclusión

Creo que esta es una figura que hay que abordar sin prisas, dedicándole esa dósis de paciencia que dicen los profanos en la materia que tenemos los miniaturistas. Aparcando el ajetreo de nuestra vida cotidiana podremos encontrar la tranquilidad y equilibrio que nos proporciona un pincel en la mano.

 TrompetaDragones_pintura_Fin_web

Rafael Cebrián

Octubre de 2013.

Tags
Show More

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *