Alejandro LabourdetteMiembrosPintura

Una del Oeste (2/8)

Conquista del Oeste. El Terreno

En un lento proceso de casi tres siglos se produce la ocupación de Norteamérica  por parte del hombre blanco. El año 1620 es el considerado de inicio de la ocupación, es en esta fecha cuando llegan a la costa este de Norteamérica los primeros colonizadores, eran puritanos ingleses.

La Guerra de Independencia de la Corona Británica (1775-1783) proclama la igualdad de derechos de todos los seres humanos ¿Con la población negra y con los indios no es válido? En 1783 Gran Bretaña reconoce la soberanía de las trece colonias fundadoras.

La migración de población de Europa occidental hacía el nuevo mundo es constante y cada vez en mayor número. Se extiende la idea de que Norteamérica es una tierra de enormes oportunidades y de una gran riqueza al alcance de la mano del que sepa tomarla y aprovecharla. Se pueblan de colonos europeos el este y el sur de Estados Unidos.

El tráfico de millones de esclavos negros originarios de África, incrementa la población. Se busca la mano de obra gratuita y la sumisión del individuo simplemente por pertenecer a otra raza a la que se puede dominar por estar menos evolucionada en industria y tecnología.

EEUU continúa ampliando su territorio con compras y conquistas. En 1803 compra a Francia del enorme territorio de la Louisiana y en 1819 España se ve forzada a vender la península de Florida. La frontera con Canadá se firma en un tratado con Gran Bretaña, en junio de 1846, fijándose en el paralelo 49 de latitud norte. En la guerra con Méjico, 1848, se anexiona, entre otros los territorios de Nuevo Méjico y California del Norte.

En diciembre de 1848 el presidente James Knos Polk confirma oficialmente la existencia de ricos yacimientos de oro en California, la fiebre del oro atrae a miles de aventureros de EUA y de Europa que, con idea de hacerse ricos, incrementan rápidamente la población de California En 1867 se comprará Alaska, territorio ruso hasta ese momento.

La nación se ve dividida entre 1862 y 1865. Los estados del sur, secesionistas, no quieren a Abraham Lincoln (1809-1865) como presidente de EEUU por su posicionamiento a favor de la abolición de la esclavitud. Lincoln lideró a los estados del norte en la guerra de secesión, favoreció la conquista del Oeste y promocionó el ferrocarril con lo que se aceleró la invasión del territorio indio.

La expansión demográfica hacia el oeste y la conquista de las tierras de los “salvajes” se da en la segunda mitad del siglo XIX. El 20 de mayo de 1862 el Congreso de los EEUU promulga la “Homestead Act” que permite que todo cabeza de familia, mayor de 21 años, pueda comprar en el oeste, a buen precio unas 65 hectáreas de terreno con el compromiso de explotar la tierra un mínimo de 5 años. Son cientos los que se trasladan al oeste.

Las rutas de caravanas, las promesas de buenas tierras para el primero que las pise, el ya mencionado ferrocarril y la fiebre del oro, descubierto en la costa oeste, hacen imparable la migración más allá de la frontera. Los indios tienen los días contados, se las ven negras para parar este flujo demográfico y acabaran perdiendo sus tierras.

Entre colonos y vaqueros la mezcla de orígenes, de idiomas y de culturas es lo más habitual y la ausencia de mujeres una constante, por lo que proliferan los mestizos. La tasa de analfabetismo tremendamente alta.

Su gran conquista, lo que nos han vendido como la gran epopeya del lejano oeste, fue la del robo de animales y terrenos asentándose por la cara en un país extranjero poblado por tribus de indios nativos desde tiempo inmemorial. Los indios asistieron estupefactos a la llegada de esos tipos ordinarios que decidieron que ellos eran los nuevos amos de esa tierra, y como es lógico, reaccionaron violentamente para que no les quitaran los lugares que habían sido su hogar y el de sus ancestros.

Los ocupantes del oeste eran una mezcolanza de lenguas y culturas, descendientes de franceses, alemanes, irlandeses, británicos, hispanos, caribeños,…. y negros huidos o liberados. Se caracterizaban por: el analfabetismo, la carencia de medios, la brutalidad y el convencimiento de ser una raza superior a los pobres indios salvajes.

Algunas de las películas que hablan de la colonización del oeste son:

* La Conquista del Oeste (1962) Dir: John Ford, Henry Hathaway, George Marshall y Richard Thorpe. Int: Carrol Baker, Lee J. Cobb, Henry Fonda, Carolyn Jones, Karl Maden, Gregory Peck, George Peppard, Robert Preston, Debbie Reynolds, James Stewart, Eli Wallach, John Wayne, Richard Widmark, Walter Brennan, Andy Devine, Raymond Massey, Agnes Moorehead, Thelma Ritter, Spencer Tracy. Con un largo metraje, poco más de tres horas, cuenta varias historias para narrar una enorme epopeya. Un reparto impresionante da vida a la mayor aventura americana. Primera película rodada en Cinerama. Tres óscar: Guion original, montaje y sonido.

* Cimarrón (1960) Dir: Anthony Mann. Int: Glenn Ford, Maria Schell, Anne Baxter,… Se plantea una gran carrera para conseguir tierras en Oklahoma. Miles de pioneros van a participar en el evento. Entretenido y con bellas secuencias. 

* Horizontes Lejanos (1952) Dir: Anthony Mann. Int: James Stewart, Arthur Kennedy, Rock Hudson, Julia Adams. Una obra maestra con una excelente historia rigurosa y emotiva. Dos hombres dirigen una caravana de colonos, se acerca el invierno y compran y pagan provisiones en Portland, pero cuando van a recogerlas se complican las cosas. Otra película de culto de Anthony Mann.

Sobre la frontera tenemos:

* Paso al Noroeste (1940) Dir: King Vidor Int:  Spencer Tracy, Robert Young, Walter Brenan, Lloyd Bridges. Basada en hechos reales. En el siglo XVIII un regimiento de rangers al mando del mayor Rogers busca un paso que cruce el continente por el noroeste. Primera película en color de Vidor.

* Silverado (1985) Dir: Lawrence Kasdan. Int: Kevin Kleine, Scott Glenn, Kevin Costner, Danny Glover, Rosanna Arquete, John Cleese, Linda Hunt, Jeff Goldbrun. En 1880, en una población de frontera llamada Silverado cuatro hombres se enfrentan al corrupto sheriff y a un déspota ganadero. Un reparto espectacular en un excelente western en las horas bajas del género.

* El Juez de la Horca (1972):  Dir: John Huston. Int: Paul Newman, Victoria principal, Ned Beatty, Jacqueline Bisset, Roddy McDowall, Ava Gadner, Anthony Perkins, John Huston, Stacy Keach. En una pequeña ciudad cerca del rio Pecos, final de la civilización limitando con el salvaje oeste, están a punto de ahorcar a un ladrón de bancos, una mejicana le salva la vida y posteriormente se autonombra juez, impartiendo su peculiar visión de la justicia. Newman espectacular en este entretenido western en que algunos han querido ver similitudes con la corrupción en la época Nixon.

  La fiebre del oro también dio para buenos títulos

* Tierras Lejanas (1954): Dir: Anthony Mann. Int: James Stewart, Ruth Roman, Walkter Brenan,… En  Alaska, en 1896, un aventurero con oscuro pasado, surte de carne a los buscadores de oro. Un clásico donde el paisaje es un personaje más en el reparto.

* El árbol del ahorcado (1959): Dir: Delmer Daves. Int: Gary Cooper, Maria Schell, Karl Maden, George C. Scott, Ben Piaza. En Montana, durante la fiebre del oro llega a un poblado un extraño médico. Gran canción nominada a los oscar.

* La Leyenda de la Ciudad sin Nombre (1969) Dir: Joshua Logan. Int: Lee Marvin, Clint Eastwood, Jean Seberg. Curioso western que además es musical y comedia. Granjero y buscador de oro se asocian se apoderan de un teatro, comparten esposa, secuestran prostitutas y transforman su campamento en una auténtica ciudad.

* Los hermanos Marx en el Oeste (1940): Dir: Edward Buzzell; Int: Groucho, Harpo y Chico Marx, John Carrol, Diana Lewis… Divertida comedia repleta de gags en la que los hermanos Marx compran una  mina sin valor.  

*  Se mencionan algunas películas del oeste destacables, no están todas las que son, pero sí son todas las que están.

– ooOoo –

Chuck Wagon. El terreno

El terreno que proporciona Andrea Miniaturas es de resina y de forma irregular. Como quería desarrollar algo más la escena y meter alguna otra figura, la primera labor era la de ampliar un poco el terreno con masilla Feroca.

Incluidos en el modelado del terreno vienen unos sacos, sillas de montar, cuerdas, una hoguera y espuelas. La segunda labor fue la de pintar suelo y todo lo que venía sobre él.

Así quedó en un primer momento, posteriormente decidí que para poder colocar todos los trastos y figuras que me proponía, lo mejor iba a ser ampliar de nuevo el terreno hasta los bordes de la peana e integrarlo todo con una nueva pintura.

El terreno incluye un árbol seco y el típico cráneo de vaca sobre el que se ve una rata calentándose al sol.

Continuará …..

 Alejandro Labourdette

Tags
Show More

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *