PinturaRafael Gil

Voluntario español (División Azul)

La División Española de Voluntarios, comúnmente conocida como División Azul, fue una unidad de Infantería integrada en el Ejército Alemán, la Wermatch, formada tras la invasión alemana de Rusia en Junio de 1941, a propuesta del entonces Ministro de Asuntos Exteriores del gobierno del general Franco, Serrano Suñer, y por la que pasaron cerca de 50.000 españoles.

En el Heer (Ejército de Tierra alemán) fue denominada División 250, y adscrita al IX Ejército del Grupo de Ejércitos del Centro, cuyo objetivo era la ofensiva final sobre Moscú, pero antes de llegar a su destino en Smolensk, fue derivada al norte e integrada en el XVI Ejército del Grupo de Ejércitos del Norte, tras cerca de 1.000 Km de marcha a pie, para ayudar a detener la ofensiva soviética sobre Leningrado.

Entre octubre del 41 y agosto del 42 lucharon en el frente de Novgorod, y desde entonces hasta su disolución y repatriación en octubre del 43, en el sitio de Leningrado.

Soldados desaliñados, indisciplinados, supieron ganarse con su heroísmo el respeto del Ejército alemán, y por su humanidad el de los campesinos rusos.

Muestra de su valor y heroísmo fue la batalla de Krasny Bor, en la que murieron unos 1.200 españoles, frenando una brutal ofensiva soviética.

Unos 5.000 voluntarios murieron en Rusia, alrededor de otros 10.000 resultaron heridos, pero apenas 372 constan como prisioneros de los soviéticos.

Voljov – Augusto Ferrer Dalmau

Cuando Sang Eon Lee en su marca Life Miniatures comercializó el busto del soldado alemán en Stalingrado, enseguida pensé en que me gustaría convertirle en un Voluntario Español, posiblemente del regimiento 262 (Coronel Pimentel) de los batallones reclutados y concentrados en Burgos y Valladolid; y como lo mío con las masillas es una historia de desencuentros continuos, recurrí a uno de los mejores escultores que conozco, Antonio Zapatero, para que me transformara una de las cabezas que vienen en el kit, poniéndola un bigotito lineal y el peinado engominado que se puede ver en muchas fotografías de la época.

Aunque mi idea inicial también incluía ponerle las características gafas redondas de moda en aquellos años, y que también se incluyen en el kit, mis compañeros de Alabarda me hicieron desistir con argumentos de peso (gracias).

Como en mis últimos trabajos, la técnica de pintura es óleos sobre imprimación acrílica, siguiendo las instrucciones y consejos de mi maestro y amigo Jose Hernández. Gracias.

Tengo el honor de que este busto está a buen recaudo en la vitrina de mi otro amigo, y autor de las fotos, Paco Ruiz. Gracias.

Rafa Gil

Tags
Show More

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *